jueves, junio 04, 2015

Se cierran ciclos.

La vida está hecha de ciclos que vamos abriendo y cerrando a lo largo de los años y estos pueden ser relativamente cortos y extremadamente largos; con periodos de gran actividad y periodos en los que fue escasa o nula.
Ayer cerramos un ciclo que ocupó la mayoría del tiempo de vida de mi padre, y que por diversas razones influyó en mi vida, pero por cuestiones del destino esta no tomo un rumbo que me hiciera permanecer en ese lugar para hacer una vida ahí.

El último eslabón que nos unía con ese lugar dejo de pertenecer a mis padres de manera definitiva y con esto ellos cerraron ese capítulo en la vida familiar.

Desde que tengo uso de razón, mi padre trabajó viajando constantemente al estado de Michoacán y con el transcurrir de los años comenzó a tener algunas propiedades en el estado y particularmente en Morelia. Recuerdo que siempre contaba con un lugar donde llegar cuando iba para allá y que en alguna ocasión intenté hacer vida ahí pero no funcionó. me quedan recuerdos gratos de esos años y una persona que pudo cambiar mi vida y a la cual quería enormemente. 

Como dicen, las cosas suceden por algo y no prospero quizá porque no era el camino que debía de seguir mi vida, aunado a que hacía muchísimos años que ya no frecuentaba esos rumbos y mi padre, ya retirado, dejo estar por allá y se quedó definitivamente acá en nuestra Ciudad de México.

Ayer en el trayecto de regreso recordé muchas cosas agradables que viví y agradecí por esos momentos compartidos con quien en su momento ocupaba mi mente y mi corazón. Disfrute enormemente el poco tiempo que caminé la ciudad, que no llegó a ser mi ciudad, encontrándome con sitios que me despertaron muy gratos recuerdos. El día fue particularmente hermoso y me llenó de paz pues me di cuenta que el ciclo ya había concluido y que solamente quedaban ahora sí los recuerdos.


2 comentarios:

Amante del Ocaso dijo...

Que bonitas palabras, de verdad que lo que escribes me llega al corazón.

Xuravet dijo...

Gracias por tu comentario.
Saludos.